12 COSAS que hace una FEMINISTA Y 15 COSAS que hacen las que NO TIENEN NI IDEA

Ser Feminista y ser Feminazi no es lo mismo.

Simple y sencillamente les vamos a explicar la diferencia entre el verdadero feminismo y las locas que no saben ni por lo que están peleando.
El feminismo no es buscar la supremacía del género femenino sino la igualdad con el masculino, siempre 50%, 50%.

Aunque no lo crean, todavía hay lugares en los que a las mujeres les pagan menos que a los hombres aunque tengan el mismo puesto, el verdadero feminismo lucha contra eso.

Amar tu cuerpo tal y como es, por dentro y por fuera y cambiar solamente lo que cambiarías por ti mismo, no por nadie más.

Ser feminista no significa renunciar a ser femenina. Libertad hasta para poder vestirte como te dé la gana, usar tacones, faldas o maquillaje o simplemente no usarlos si no quieres.

La mujer valorada por lo que es, no por ser la madre de…, la esposa de…, la hija de… Simplemente ser persona y punto.

Una verdadera feminista no sólo lucha por los derechos de las mujeres sino por los derechos de todo el mundo.

Ellas pueden hacer lo mismo que los hombres y ellos pueden hacer lo mismo que las mujeres sin prejuicios, el lavar los trastes no hará a un hombre menos masculino, ni invitar la cena hará a la mujer menos femenina.
Igualdad de oportunidades laborales. Si tu jefe inmediato es hombre o mujer deberíamos respetarlo igual y si tú eres quien está a cargo, hacer valer los méritos de todos tus subirdinados sin importar si es hombre o mujer.

Todas las mujeres pueden hacer cualquier cosa que desee, simplemente por tratarse de un ser humano.

Una mujer fuerte, independiente y con principios viene desde la cuna, está en nosotros poder darle a nuestras hijas las herramientas para lograrlo sin esperar nada de príncipes azules, ni cuentos de hadas.

Amar a una mujer ya sea madre, hermana, amiga o pareja sin condicionarla.

El feminismo no sólo lucha por las mujeres sino también por los hombres.

Pero claro que siempre hay mujeres que según son ‘feministas’ pero más bien parece que solo odian a todo el mundo.

Hacer de cuenta que las diferencias biológicas entre hombres y mujeres no existen, y confundirlas con diferencias culturales.

Pensar que las mujeres no saben lo que quieren y que un NO siempre significa SI.

Juzgar a una mujer por la manera en la que se ve, pensando que su ropa la define.

Abogar solamente por los derechos de los hombres no es feminista, luchar por la igualdad entre ser humanos sin importar si eres hombre o mujer, sí lo es.

Creer que ser feminista significa verte como hombre.

Luchar por la igualdad en el trabajo y no por la supremacía femenina en las empresas.

Creer que todas las mujeres feministas son iguales en todos lados. Las mujeres feministas son iguales a todas, con diferencias culturales y todas merecen el mismo respeto.

Ser feminista cuando te conviene y cuando no, pues NO.
Hablar mal de otras mujeres, eso va en contra de cualquier idea feminista genuina y si somos realistas, hablar mal de cualquier persona también lo es.

Creer que las madres o esposas ya son sumisas y no pueden ser feministas.

Pensar que el feminismo únicamente lucha por los derechos de las mujeres.

Llamar a las feministas “feminazis”, también es un acto de v¡olencia en contra de la mujer y pensar que todas las feministas o que se autollaman feministas son iguales es un grave error.

Quedarnos callados cuando vemos abusos o maltratos en contra de la mujer, para no meternos en problemas.

Pensar que los hombres no pueden ser feministas.

Todos los días pueden ser DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER si nosotros mismos actuamos por la igualdad en el ser humano.

CHAVOS ESPERAMOS QUE HAYAN APRENDIDO ALGO, SUSCRÍBANSE A NUESTRO CANAL Y BAJEN NUESTRA APLICACIÓN.