«Disparen a matar», si causan problemas durante la cuarentena

A causa de la pandemia del Coronavirus casi todos los gobiernos han optado por instaurar una cuarentena obligatoria para la población en general y algunos de ellos han tomados medidas drásticas para quienes desobedezcan como multas, cárcel, etc.

Pero el que sí se voló la barda fue el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte ya que aseguran que ordenó a las fuerzas de la ley «disparar a matar» a quien salga a la calle y viole los requisitos de la estricta cuarentena impuesta en ese país.

La traducción al español de sus palabras podría ser: «No dudo. Mis órdenes son para la policía y el ejército, si hay problemas o surge una situación en que la gente pelea y sus vidas están en peligro, disparen a matar».

Duterte no duda en terminar con la vida con quien «cause problemas», situación que ha causado graves problemas para quienes subsisten día a día pues no han podido salir a trabajar debido a las estrictas normas de cuarentena de ese país.

Han surgido grupos izquierdistas de protesta por éstas medidas, sin embargo el mandatario amenazó «Izquierdistas, ustedes no son el gobierno. No anden por ahí causando problemas y disturbios por que ordenaré su detención hasta que finalice el brote».

El problema es que, como en todo el mundo, llegará un momento en que las personas no podrán seguir en silencio mientras ellos o sus familias comienzan a tener hambre. Se dice que el grupo estudiantil CEGP indicó: «no deben aferrarse a planes fascistas y militaristas contra una nación azotada por el hambre y el enojo contra un régimen incompetente».