REVELAN SECRETOS DE HUGH HEFNER y las PERTURBADORAS MARRANADAS que hacía en su mansión

A penas falleció Hugh Hefner y ya le sacaron sus trapitos al Sol.

Todos nos enteramos del fallecimiento de Hugh Hefner, incluso nos dolió más su pérdida que la de La Lavanderala Comare Morena quien en comparación con el dueño de PlayBoy sí era una blanca palomita.

Obviamente, como pasa siempre que se muere alguien, se destapa una cloaca en donde comienzan a brotar todos los secretos sucios del fallecido, y éste hombre al manejar una importante firma de entretenimiento para adultos y dueño de la mansión donde más mujeres hermosas y de poca ropa había en el planeta, los secretos que se destaparon están marca acme.

El ex asistente personal de Hefner, Stefan Tetendbaum dijo en una entrevista para el “The New York Post” que en la mansión de Hugh se organizaban horchatas descomunales, que las ‘conejitas’ eran maltratadas psicológica y físicamente y que no sólo él las usaba como objetos de satisfacción sino también sus amigos, se las prestaba como quien presta un balón a sus amigos para que jueguen con él. También declaró que aunque su jefe comenzó el negocio siendo un innovador hombre liberal, terminó siendo un viejo cochino más.

Tetendbaum coonfesó que en los años que trabajó en la mansión, una de sus labores más importantes era esterilizar y limpiar los juguetes íntimos de Hugh y llevar a las chicas a su habitación cuando éstas ni siquiera podían mantenerse de pié después de ser sometidas a intensos juegos sec suales que incluían el sad¡smo, protagonizados por los amigos del empresario. Ah pero a cambio de dejarse hacer lo que sea, las conejitas recibían jugosos cheques pese a que dichos juegos dañaban su integridad. Añadió que cuando a Hefner ya no tenía el mismo vigor que cuando joven, se dedicaba a observar mientras se echaba un buen churro y comía sus dulces favoritos.

El ex empleado comentó también que en todas las habitaciones de la mansión había cámaras de video por si alguno de sus amigos o las chicas querían poner a Hefner en una situación comprometedora o de demanda, pudiera desafanarse, él siempre iba un paso adelante.

 

Todas las modelos eran obligadas a usar implantes de silicona y quienes tuvieran alguna enfermedad o impedimento de salud eran simplemente desechadas, para él sólo eran objetos y nada más.

POR FAVOR NO SE VAYAN SIN DAR LIKE A LA PÁGINA Y SUSCRÍBRSE A NUESTRO CANAL.